Asesinato del Moreno: misterio resuelto

 Se cumple medio siglo del asesinato del Moreno, Maximiliano Gómez, secretario general del MPD y de Miriam Pinedo viuda Morales, acaecidos en Bruselas en 1971.La novela “Morir en Bruselas” de Pablo Gómez Borbón, que verá la luz en las próximas semanas, es, en palabras de Tony Raful, el trabajo más serio y detallado sobre los asesinatos de Maximiliano Gómez, el Moreno y de Miriam Pinedo. Por considerarlo del interés de los lectores de Ediciones Pingüino Verde, reproducimos integramente el prólogo de Tony Raful, “La oscura noche del crimen en Bruselas”.

El asesinato del Moreno, resuelto al fin

El asesinato del Moreno, Maximiliano Gómez Horacio, en Bruselas, Bélgica el 23 de mayo de 1971 es uno de los misterios más herméticos jamás conocido. Mientras más pasan los años, y se escuchan más versiones sobre el mismo, más oscuro es el resultado de las investigaciones y testimonios. Pareciera que el tiempo corre para ocultar la verdad trágica de lo ocurrido, acompañado de la muerte de Miriam Pinedo Mejía. Y en ese maremágnum de acusaciones y suposiciones, se producen inculpaciones mutuas que hacen recordar una de las obras clásicas del Siglo de Oro Español, “Fuente Ovejuna” de Lope de Vega, publicada en 1618, que sugiere a un protagonista colectivo: los habitantes del pueblo de Fuente Ovejuna, como asesinos del Comendador mayor de Calatrava: Hernán Pérez de Guzmán, por agravios acumulados, opresión y abuso del poder. Los habitantes tomaron como apellido común el nombre del pueblo, “Fuente Ovejuna” y se declararon culpables e inocentes a la vez. Era poco probable que las autoridades encarcelaran a todos los habitantes, por lo que tuvieron que declarar inocente a Fuente Ovejuna. En el caso del Moreno y de Miriam, no aparecen los asesinos. Todos los sospechosos, los que estuvieron allí, los que vivieron el drama, los que los acompañaron, los que viajaron con el Moreno a Bruselas, los que convivieron con él en Paris y otras ciudades de Europa y estuvieron en Cuba, los que deslumbrados por su carisma y la facilidad verbal expositora lo conocieron, todo aquel segmento ideológico que lo abordó, se ha declarado incapaz de dar una somera explicación de aquella muerte. Ahora, ellos son “Fuente Ovejuna”, el pueblo del texto de Lope de Vega. No hubo asesino del Comendador.  Fueron tantas las versiones echada a correr, que finalmente en el juicio a fondo cuando el Juez preguntó quién había matado al Comendador, todos repitieron que “Fuente Ovejuna”. “Fuente Ovejuna” era el pueblo entero. Y si la culpa era colectiva entonces no hubo culpa individual. Nadie lo mató y entre todos lo mataron y lo matan cada día más.  Los asesinos o cómplices encontraron la coartada perfecta.  Resultaría que los asesinos estarían presumiblente dentro de “Fuente Ovejuna”.

A diferencia del relato de Lope de Vega, el Moreno era la antítesis del Comendador Hernán Pérez.

El Moreno: un líder fundamental

 Moreno, era un liberador de oprimidos dentro el contexto ideológico que asumió. No cometió en su corta vida un solo desliz de opresión contra nadie ni se enriqueció a costa del trabajo de nadie. Su gran pecado dentro el liderazgo político dominicano fue presentarse sin   currículo social ni de clase y haber adquirido en pocos años una principalía envidiable, lector voraz, asimilaba por horas todo lo que había perdido en su origen social muy pobre. Y a pesar de esas limitaciones o barreras de clase de una sociedad como la dominicana, llena de prejuicios y malquerencias, logró conquistar y atraer a sectores sociales que veían en él a un defensor de los oprimidos.

El Moreno: un estratega sin par

Aunque venia del marxismo radical, que insuflado por la revolución cubana planteaba enfrentamientos frontales contra el imperio del norte, dio un viraje absoluto en la formulación de la táctica para alcanzar el Poder, después de los actos fallidos de crear guerrillas subversivas en el campo. Incluso para burlarse del seguidismo   de los partidos comunistas en relación con Moscú o Pekín, denunció esa práctica como “colonialismo ideológico”. Basó su propuesta táctica, en el acierto de que la derecha dominicana no era uniforme, sino que estaba dividida entre un sector neo trujillista que era la base social del presidente Balaguer, y otro sector de la derecha que aspiraba a desplazarlo. El Estado según este planteamiento no daba para los dos grupos.  Y un sector de la derecha siempre conspiraba para desplazar al otro sector. De ahí la necesidad de articular alianzas tácticas para derrocar a Balaguer. El Moreno ponía ejemplos históricos del interregno de la lucha por el Poder a raíz de la muerte de Trujillo hasta la revolución de abril de 1965.

El Moreno y Peña Gómez: alianza estratégica

José Francisco Peña Gómez había alcanzado un liderazgo nacional espectacular, siendo negro igual que el Moreno, pero bajo formación no marxista sino social demócrata. Peña Gómez era seguidor de Juan Bosch y el segundo hombre del principal partido de oposición del país. Entre estos dos hombres se suscitó una simpatía fuera de todo límite. Y entre 1967 y 1970, en ausencia de Bosch al frente del Partido Revolucionario Dominicano, Peña Gómez pasó a ser el líder de masas más grande de la historia dominicana. El Moreno desarrolló su tesis de alianza con el sector de la derecha oligárquica que rechazaba a Balaguer, quien se hacía reelegir arbitrariamente cada 4 años. Puede decirse que en esos tres años, Peña Gómez y el Moreno transitaron por el mismo camino, haciendo alianzas públicas y ocultas en las calles y en los cuarteles para derrocar a Balaguer.

El asesinato del Moreno, así como el de Peña Gómez, se convirtió en un objetivo fundamental para las fuerzas militares terroristas que sustentaban el modelo represivo. El secuestro del agregado militar de Estados Unidos en el país en marzo de 1970 por un comando armado del Movimiento Popular Dominicano, para liberar al Moreno de la cárcel fue el mayor error político jamás cometido dentro de la lucha táctica de alianza con los sectores de derecha para derrocar a Balaguer. Este acto repuso las viejas contradicciones con el poder norteamericano, las volvió a elevar a contradicciones principales, lo que provocó la retirada de los grupos de derecha que conspiraban con el Moreno y Peña Gómez para desplazar a Balaguer. Hasta el secuestro del agregado militar norteamericano, Estados Unidos recelaba sobre la reelección de Balaguer, y apoyaba al Vicepresidente Augusto Lora para sucederlo, mientras actuaba con lenidad respecto a la conspiración para tumbar a Balaguer.  Es entonces cuando se produce el regreso de Bosch ante la debacle de la táctica conspirativa anti balaguerista. Peña Gómez desbordado por los acontecimientos le entrega el partido a Bosch, quien consciente de lo sucedido pronunció 20 discursos sobre el MPD, criticándolo y ordenando sacar los infiltrados a los que llamó “garrapatas” del buey blanco del PRD.

Una investigación seria y detallada

Esta obra de Pablo es el trabajo de investigación más serio y detallado que se haya escrito sobre el asesinato del Moreno y de Miriam en Bruselas.  Es la formulación de todas las hipótesis, el escudriñamiento de cada uno de los detalles de aquellas muertes horribles.  Pablo lo ha escrito con rigor.  No ha omitido ningún detalle. Es un escudriñador de aquella trama siniestra. El método usado por Pablo es fascinante. No prejuzga. No condiciona.  Coloca sobre la mesa los hechos y deja en manos del lector cada posible interpretación. Su honestidad lo desborda, pero salva el texto como el mayor aporte al esclarecimiento de esta tragedia que fue la muerte del Moreno y de Miriam.  Lo leí con fruición.  En esta novela todo es verdad.  Pero esa verdad no es uniforme, es plural, es abierta. Nadie la ha manoseado. Yo sé de su esfuerzo, de sus indagatorias, de su honestidad. Evidentemente que no conoció personalmente al Moreno, pero el carisma de Maximiliano Gómez desde el más allá, parece haberle sugerido que escriba la verdad, asistida de todo el engranaje tétrico de su muerte.  Y esa es una pesquisa que husmea sigilo histórico.

Ahora, en la evasión de responsabilidades muchos se escudan en “Fuente Ovejuna” para liberarse de pecados. Se echan las culpas entre ellos.  Pero no lo lograrán.  Ninguna muerte es absolutamente accidental. De alguna manera hasta en los casos más casuales hay una asociación de motivos y energías que confluyen y desatan la tragedia. Las manos detrás de estas muertes no fueron guiadas por el inconsciente colectivo, actuaron con libreto y agenda, tal como lo reveló Peña Gómez, cuando le advirtió al Moreno, de dónde acababa de salir la orden de liquidarlo a los dos en el mismo corazón de Europa. Y esa tarea ciclópea asumida por Pablo de desentrañar el misterio, nos ofrece con la complicidad ética del lector la búsqueda tocante de la verdad.

“Morir en Bruselas”, es una novela apasionante sobre el asesinato del Moreno, escrita con claridad expresiva y sobre todo con movilidad informativa.  Después de leerla, estoy seguro, ninguno de los lectores permitirá que los asesinos del Moreno y de Miriam sigan protegidos por la confusión creada por “Fuente Ovejuna”. Como en un crucigrama los nombres de los verdugos están revelados. Es asunto de encontrarlos con discernimiento y clarividencia.

Please follow and like us:

2 comentarios en “Asesinato del Moreno: misterio resuelto

  1. Nelson GarciaMella

    Muy interesante resena. Me ha marcado comprar el libro.

    1. Ediciones Pingüino Verde

      Muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *